Cuando el deporte no es deporte

politica
Nos apasiona un deporte, donde tenemos que luchar contra casi toda la sociedad, para que nuestras canteras aumenten de número de participantes. Tenemos que pelear con esos padres, madres, familiares,… que por desconocimiento, en muchos casos, rechazan que sus hijos hagan nuestro deporte. En nuestro caso, el club hace muchos esfuerzos para que esta crezca y muchas veces no obtenemos el resultado esperado :(.

Pero lo que hoy contamos va un poco más allá. Imaginaros que teneis la suerte, como entrenadores, de que un deportista descubre tu deporte, que tiene unas cualidades magníficas, lo más importante, le gusta y con unos pocos meses de entrenamiento tiene un nivel para estar peleando con los mejores de Europa. Este es el caso de Irene Blanco, deportista del Club Halterofilia A Coruña y su entrenador Zsabo Ferenc.

Preparas, planificas con tiempo y esmero los entrenos de tus deportistas para que puedan conseguir los objetivos que os habeis marcado de forma conjunta. En este caso Ferenc e Irene se plantean ser Campeones de Europa este mismo año en el mes de Septiembre. En la actualidad cuenta con el Récord de Europa sub-15 en arrancada, que lo ha realizado en su participación en el mundial sub-17 de Bangkok,  por lo que el objetivo es muy factible. Peeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeerooo que pasa??

Pues resulta que el campeonato se celebra en la ciudad de Pristina, capital de Kosovo y aquí es donde está el gran problema. Nuestros queridos gobernantes tiene una función, entre otras tantas, que consiste en llevarse bien, o lo mejor posible, con otros países a través de su política internacional. Respecto a Kosovo, opinan que no es un país independiente por lo que no existe ninguna relación institucional con él, lo que implica que nuestros deportistas no pueden ir representando a España en ese Campeonato.

¿Que implica esto?,  que el trabajo que estas dos personas, entre otros entrenadores y deportistas nacionales, han realizado durante todo el año no se verá reflejado en su principal cita del año, que perderán una muy buena oportunidad para conseguir ser Campeones de Europa, que perderán la oportunidad de obtener recursos económicos para seguir practicando su deporte,… en resumen UNA GRAN PUTADA.

No puede ser que unos NIÑOS, no puedan realizar su deporte favorito por causas políticas.

No puede un político quitarle la ilusión de un NIÑO deportista de poder participar en un campeonato.

No puede un político robarle el sueño a un NIÑO.

NO PUEDE EL DEPORTE DEJAR DE SER DEPORTE

Desde el Club Halterofilia Rías Baixas, animamos a seguir a Irene Blanco, le decimos que los objetivos cuanto más difíciles más se disfrutan al conseguirlos y a Ferenc, que siga trabajando con la cantera como lo está haciendo ya que está obteniendo muy buenos resultados.